El “powerpoint” del millón de euros

Hace un año ví una presentación en PowerPoint que valía 800.000 euros y me quedé un tanto sorprendido. El otro día me enseñaron otra de más de un millón. No son casos aislados. En los tiempos que corren, aún existen. 

Me refiero a que alguien me presente un proyecto de empresa con una valoración de un millón de euros. Con “powerpoint” me refiero a que tienen una buena presentación, tienen hecho un plan de negocio, pero no hay nada más. Nada programado, nada desarrollado, ningún prototipo, y menos aún, claro está, ingresos ni perspectivas de conseguirlos en muchos meses. Aun así, valoran ya su “empresa” en un millón de euros, y esperan que los inversores entren a ese precio.

cash

¿Puede valer una idea o, mejor dicho, el plan para llevar a cabo una idea, un millón de euros? En mi opinión, no. 

En el último caso que se me presentó, el proyecto era muy bueno, la idea está en un sector que funciona muy bien en USA, y el equipo emprendedor era muy bueno. Aun así, les dije que la valoración me parecía una barbaridad.

¿No te parece que esta empresa pueda llegar a valer un millón de euros? -me preguntaron, pensando que si yo no lo valoraba así es que no creía en el proyecto.

-Sí -les dije-. Por supuesto que “puede llegar a valer”, pero ahora mismo no vale eso ni de lejos, y es ahora mismo cuando me estáis pidiendo que invierta… 

Lógicamente, todos pensamos -o esperamos, más bien- que la empresa que estamos montando va a valer millones de euros, pero hay que ser realistas a la hora de buscar inversión. Una cosa es lo que vaya a valer y otra lo que hay a día de hoy. Y por eso es difícil e incluso te diría que desaconsejable intentar conseguir fondos por esta vía en la “fase powerpoint”. 

Intenta desarrollar como sea una beta de tu servicio, avanza como puedas para que los posibles inversores puedan “ver y tocar” algo. Y también intenta demostrar que en un plazo X tienes todo en marcha, antes que cualquier posible competencia. Sólo así se podrá “palpar” el valor de tu proyecto. 

Otra forma de proceder habitual en estos casos consiste en ceder sólo una pequeña parte de la empresa cuando no hay nada, y negociar sucesivas entradas a valores más altos a medida que se van consiguiendo hitos, es decir, a medida que el inversor pueda ir viendo que la empresa realmente vale más. 

Recuerda que, para el inversor, un powerpoint es sólo un papel. Si no tienes nada hecho aún y un competidor fuerte se te adelanta, el powerpoint puede ser papel mojado. Intenta convertir cuanto antes el papel en algo “real”, visible. Saldrás ganando, y mucho.

10 pensamientos en “El “powerpoint” del millón de euros

  1. Hacer haciendo…crecimiento sostenido…esta claro que los proyectos se ponen en marcha para que salgan bien y porque se cree que vayan a salir bien, pero las ideas, ideas son, no se pueden tocar y son dificlmente cuantificables.

    Solo puede ser encajada una idea por los signos externos de ser coherente y en algunos casos brillantes y como tu bien dices, dificilmente a ojos externos se le dara a la empresa en su fase embrionaria el valor que le dan sus promotores en el plan de negocio…

    en definitiva, hay que tener ilusion y motivacion, pero los pies en el suelo, y todo puede ir muy bien y posiblemente el plan de negocio refleje una realidad venidera, pero en el momento ” power point” su valor se aproxima al eje o.

    un abrazo Eneko!

  2. Tienes razón Eneko, y añadiría que hoy día demuestra estar muy poco ubicado espacio-temporalmente, lo cual imagino que será negativo a la hora de buscar socios.

    Yo creo que esos días en general pasaron y yo me los perdí 🙂

  3. Creo que fue Warren Buffet que en una ocasión le surgió invertir en un proyecto muy bueno y con una fuerte rentabilidad. La pegunta que le hizó al emprendedor era de cuanto estaba dispuesto a invertir el emprendedor en un proyecto con tanta rentabilidad. Cuando el emprendedor le dijo que nada que Warren pondría el dinero y el “la idea” Warren le dijo que su compañia invertiría lo mismo que el estaba dispuesto a invertir es decir, NADA.

    Creo que el ejemplo es claro. Sin la implicación del emprendedor el proyecto no vale nada, y por otro lado creo que hay que valorar de alguna manera las aportaciones de capital que hace el emprendedor (horas de trabajo, capital etc…)

  4. Creo que la valoracion podria ser o no correcta, pero se deberia incluir fechas a una hoja de ruta con los objetivos bien definidos unidos a los gastos que se realiza en cada paso.

  5. Muchas cosas de esas estas viendo con Ideateca, no me imagino que alguien pida eso sobre un papel a dia de hoy.

    Yo he buscado inversores para un proyecto y lo he hecho con un 90% del proyecto terminado y funcional, buscando la inversión para publicidad y darle unas infraestructura necesaria, pero repito con el 90% realizado y con una valoración de 300.000€, sobre el papel o sobre un proyector me daría vergüenza valorar un proyecto en mas de 20.000€

  6. Pingback: Sergio Escoté » Links interesantes de Mayo

  7. Pingback: Enlaces Recomendados - 01-06-2009 | The Long Way | Blog Personal David Reche, Ingeniero Emprendedor

  8. los emprendedores nesecitan invercion para llevar a cavo sus proyectos, pero a la hora de buscar cash se pone dificil, muy dificil diria yo, algunos inversores simplemente no te contestan o te ignoran (gilipollas). Pero se van a dar cuenta cuando los emprendedoras empecemos a formar nuestras empresas con recursos propios, y van a empezar a ver las oportunidades que se le escapan.

Los comentarios están cerrados.