“España saldrá antes de la crisis que Europa” y otras “perlas”

Ayer Marc Vidal contaba que le habían convocado a un debate que aceptaba “gustosamente” con la persona que aparece en este enlace: Jose Carlos Díez, economista jefe de Intermoney. Su entrevista de El Economista (fuente de la foto) no tiene desperdicio. En ella el principal analista de esa importante Sociedad de Bolsa (participada, entre otros, por BBVA y Popular), tiene frases muy “buenas”, como la que ves en el título de este post o la de que “lo peor de la recesión en España ya ha pasado”.josecarlosdiez24

Cuando leo u oigo versiones positivas sobre la crisis, la verdad es que quiero creérmelo: ojalá sea cierto. Pero no. Lamentablemente no va a ser así, en mi opinión, y lo que nos espera aún van a ser tiempos de penuria

En septiembre escribí un artículo en el que contaba que la crisis ni siquiera había empezado. Tenía previsto profundizar en el tema, pero se me quitaron las ganas por las críticas que recibí por “catastrofista”, “agorero”, etc. Incluso alguno me preguntaba en qué me basaba para decir que la cosa iba a peor, a ver si tenía “información confidencial”. No hace falta que te dé datos exactos de cómo estaba la economía en septiembre y cómo está ahora. 

Y, por desgracia, soy aún pesimista. Sí: esto va a peor. Es lo que creo. Y, por eso, cuando leo lo que ves más arriba, no puedo evitar reírme, pero por no llorar. 

Vamos con “las mejores jugadas” de la entrevista a José Carlos Díez economista jefe de Intermoney:

“Lo peor de la recesión en España ya ha pasado”

Dios le oiga. Amén. Pero con los datos catastróficos que tenemos de disminución del consumo y de facturación de las empresas, con las innumerables suspensiones de pagos, con las más de 200.000 personas que se van al paro cada mes (y las nulas posibilidades que hay de que encuentren trabajo a medio plazo), etc, etc, etc, la verdad es que creo que ni Zapatero piensa que ya hemos tocado fondo. Y no quiero ni pensar en el momento en que a la gente se le acabe el subsidio del paro…

logotipo-plane4“Las medidas han llegado tarde, pero han llegado”

¿Qué medidas? ¿El “fantástico” Plan E? ¿Los “estupendos” y “accesibles” Fondos ICO? Son meros parches en los que, además, se despilfarra dinero para darlos a conocer, lo que demuestra su carácter político. 

“En Europa el panorama se presenta muy malo, sobre todo en Alemania”

¿Estará hablando de Alemania, ese país que resulta ser el mayor exportador del mundo, una economía con una productividad envidiable y que tiene superávit comercial? Sí, es cierto que la automoción va a pasar una seria factura a la “locomotora europea”, y que tiene un mercado laboral casi tan rígido como el español, pero creo que en la carrera hacia el fin de la crisis, Alemania nos sacará incluso años de ventaja. 

“El Gobierno tiene que comprar pisos”

Ya he dicho en otras ocasiones que estoy totalmente en contra de este tipo de medidas. Los 800.000 pisos que tienen el cartel de “se vende” son un peligro público porque el desplome de los precios va a agravar mucho más la situación, pero el Gobierno no puede salvar el culo a los promotores -que lo están pasando muy mal, los pobres…- y olvidarse de que mi amigo el productor de vino también tiene un stock de decenas de miles de botellas sin vender por la crisis. ¿El gobierno debería comprarle también el vino que no ha podido vender, o a una red de webs el stock publicitario que le queda sin vender?

“Mantener las subidas salariales”

La economía española no es competitiva. Sus productos no se venden fuera porque resultan caros. Esto, al no poder devaluarse la moneda, sólo se arregla con una dolorosa medida, principalmente: la reducción de los salarios, o una subida siempre mucho menor que la de los países del entorno. Hablaremos de este tema otro día, porque es largo e importante. 

Y no todo iban a ser barbaridades. Nuestro economista jefe también dice otras verdades a las que vamos a dar su importancia:

“Alargar la jubilación”

Si alguien que esté, cómo yo, entre los 30 y 40 años, piensa que a los 60 se va a jubilar, la lleva clara. Habrá que currar hasta los 70, como poco. El sistema no da para más.

“El suelo del euríbor podría establecerse entre el 1,25 y el 1,5%”

Estoy de acuerdo. Aunque los tipos oficiales bajasen al cero, es difícil que en el mercado interbancario alguien se mueva por menos del 1%, por lo que no creo que el euríbor baje de esos niveles, ya cercanos. 

Por desgracia, la crisis seguirá siendo un tema a tratar en todos los sitios, incluido este blog. Y me gustaría decirte frases tan bonitas y optimistas como las que mencionaba este “economista jefe”, pero no va a ser así, al menos, en unos años. Las cosas son así, y así te las voy contando.

La presión de no haber escrito hace tiempo

Este post se podría haber titulado también “El peligro de la falta de continuidad en el blog”. Hace más de un mes publiqué mi último artículo, que tuvo bastante éxito -se enlazó desde bastantes blogs, tuvo muchos comentarios…-. Luego, se me pasaron los días y las semanas, hasta que, de repente, me encuentro en una situación curiosa y difícil. Ahora, como llevo tanto sin escribir, ¿me la puedo jugar decepcionándote con algún post “tonto” o de escaso interés? 

istock_000000736395xsmallEscribo tan poco en el blog que pienso que los lectores como tú ya esperan que, si publico algo, al menos que sea algo “currado” y bastante interesante. 

Hay gente que escribe demasiado. Tanto, que al final terminas por dejar de leerle. Hay otros que escriben sólo cuando tienen algo bueno que contar. Los hay que consiguen una buena “dosis” de posts muy buenos con otros más cortos o flojos pero, sobre todo, que tienen continuidad. 

Es lo que tengo que conseguir: continuidad. Tengo que ir soltándote mis reflexiones, aunque sea en pequeños posts poco documentados, ya que, si espero a tener tiempo para escribir un post magistral, termino por no publicar nada, como me está pasando últimamente

Ahora que me he quitado de encima la presión con este post, espero ya tomar la senda de la continuidad, y muy pronto me verás contándote cosas de los temas habituales que veías por aquí. Serán más o menos interesantes, pero algo habrá. Si no te gusta, ya sabes: no hace falta que vuelvas. 

Si has seguido leyendo hasta aquí, seguramente volverás y serás un fiel lector. Muchas gracias, entonces, por tu confianza. ¡Nos vemos!