La era de los eventos 2.0: atender y trabajar

Cada vez se ve más gente en cualquier evento -charla, conferencia, congreso- con su portátil, y es que incluso se suele favorecer su utilización debido a que, supuestamente, esos usuarios están “twitteando” el evento, escribiendo en su blog sobre el mismo, etc.

Digo “supuestamente” porque en muchos casos no es así, es decir, que el portátil se usa la mayor parte del tiempo para trabajar o hacer lo que a uno le venga en gana, más que hacer algo relacionado con el evento en cuestión.

Hoy me he fijado por encima en qué estaba haciendo la gente en Blogs La Conversación (foto): sí, había twitters abiertos y paneles de wordpress, pero mucho email, Google y messenger también.

Yo reconozco que soy “de esos”. Sí, de los que se aprovechan que estar con el portátil abierto y tecleando no está mal visto, para adelantar trabajo. ¿Soy un impresentable?

Cuando estás de ponente, saber que muchos de los que tienen el portátil abierto no te están haciendo ni caso, o a medias, te puede poner de mala leche, igual que si estuviera alguien leyendo un periódico físico delante de tus narices. 

Cuando estás de público, yo, al menos, intento olvidar lo “mal” que está lo que estoy haciendo, sin más, porque me viene muy bien. En cualquier evento de uno o varios días, habrá ratos que no vayan contigo, que no te interesen demasiado, o que creas, sin más, que es más provechoso para ti dedicarte a lo tuyo. Pues nada: le das al ordenador. 

Ir a un evento tiene un coste muy alto: un día entero sin trabajar te puede pasar factura con decenas de cosas acumuladas para la noche. Esto puede llevar a muchos a, sin más, no acudir. 

Yo prefiero acudir con mi portátil, por si puedo sacar un rato. Es decir, quizá si tuviera que estar todo el día sin trabajar nada, sin responder ningún email, desconectado, no iría al evento. Así que considero que es mejor ir con el portátil que no ir. 

Además, todos sabemos que lo mejor de los eventos es el networking, ¿no? Entre ponencia y ponencia, o al final, guardo religiosamente el portátil y charlo con la gente. 

Después de este post ya no sé si podré ir con mi portátil a ningún evento porque me mirarás fatal, pero en fin, piensa que, sin él, quizá no iría…

La cancelación del SIMO: una decisión injusta y peligrosa

Hoy se ha sabido que no se va a celebrar la mayor feria de tecnología de España, y una de las ferias más exitosas de Madrid, el SIMO

La decisión me afecta personalmente, ya que participo en una empresa que tenía contratado un stand y que iba a hacer, incluso, su presentación oficial en la misma feria. 

Todos sabemos que el SIMO ya no es lo que era. Dos empresas que han ido habitualmente me contaron que empezaban a dudar de su rentabilidad, aunque seguían yendo. Pero era “nuestra” feria y optamos por acudir, y sobre todo porque las fechas eran muy propicias para nuestro lanzamiento. 

Dedicamos tiempo y también dinero, ya que tenemos comprados billetes de avión, TFTs, equipos varios, y reservas de hotel, además de folletos específicos para la cita -que ahora son papel mojado. 

NO puede ser. Bien, se han caído los algunos de los mayores expositores, por motivos desconocidos (lo de la crisis no se lo cree nadie, ya que para un Telefónica el gasto de la feria es de risa en su presupuesto anual), pero no creo que tenga que suspenderse su celebración, y menos a menos de un mes de su fecha de apertura. ¿Por qué?

-Muchos expositores queremos seguir. Lo teníamos así planificado y, además, la no celebración nos supone un coste directo.

Hay empresas para las que una feria de su sector es clave. Algunas sólo venden en ferias, sólo consiguen distribuidores, partners, etc. en estos eventos, y esta suspensión les supone un coste incalculable. 

-Y, quizá lo más importante: las enormes pérdidas que la suspensión provoca en Madrid, ya que una feria de tal envergadura tiene un impacto económico enorme cuando se celebra, en hoteles, restaurantes y en cientos de empleos como montadores, azafatas, etc. Es lamentable que una institución pública como el Ifema no mantenga como sea la feria con el fin de no perjudicar económicamente a la Comunidad de Madrid.

Dicen que el año que viene volverán… pero yo, la verdad, lo veo inviable. Si tras 47 ediciones suspendes una, es casi imposible que los expositores confíen en ti para la 48. 

Adios, SIMO. Fue bonito mientras duró.

ACTUALIZACIÓN: Geek in Love me dedica un cómic relacionado con este post. Muchas gracias!

Entrevista en El Economista

Hace unos meses me entrevistó la periodista Carmen Larrakoetxea para el diario económico El Economista. Se publicó en pleno agosto, en un día en que casualmente se me olvidó comprarlo (y eso que lo esperaba como agua de mayo…). 

Por si quieres echarle un vistazo, lo acabo del colgar en la web (salió sólo en la versión impresa):

Entrevista Eneko Knörr en El Economista